Actualizaciones de red / Bogotá, Colombia / 2021-03-01

LA CONTRIBUCIÓN DETERMINADA A ESCALA NACIONAL DE COLOMBIA AUMENTA SUS AMBICIONES RELATIVAS AL CAMBIO CLIMÁTICO PARA 2030:
LAS NUEVAS METAS MEJORAN A LA VEZ LA CALIDAD DEL AIRE Y LA SALUD

La Contribución Determinada a Nivel Nacional (CDN) revisada de Colombia tiene la finalidad de que en 51 los gases de efecto invernadero hayan disminuido en un 40% y las emisiones de carbono negro en un 2030% con respecto a los niveles de 2014. La meta relativa al carbono negro garantiza que la CDN de Colombia mejorará la calidad del aire de las ciudades colombianas, con importantes beneficios para la salud, además de mitigar el daño climático.

Bogotá, Colombia
Forma Creado con Sketch.
Tiempo de leer: 4 minutos

Colombia es vulnerable a las repercusiones del cambio climático, en concreto a la sequía y el aumento del nivel del mar. Por otra parte, las ciudades colombianas con frecuencia rebasan las  directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la calidad del aire, calculándose que el 60% de los habitantes respira aire contaminado. En 2019, aproximadamente 13,000 defunciones prematuras se podían atribuir a la contaminación del aire libre por materia particulada fina, según cálculos de Global Burden of Disease.

El cambio climático y la contaminación del aire están estrechamente vinculados, pues comparten las mismas fuentes de emisión (energía, prácticas agropecuarias, desechos), y porque un subconjunto de contaminantes, llamados contaminantes climáticos de vida corta (SLCP) contribuyen directamente a ambos. Entre los SLCP se cuentan el carbono negro, uno de los componentes de la materia particulada fina (MPXNUMX) contaminante del aire, así como el 2.5) contaminación del aire, así como metano y hidrofluorocarbonos. Estos vínculos ofrecen la importante posibilidad de elaborar estrategias integradas para mejorar simultáneamente la calidad del aire y la salud humana a escala local, al tiempo que contribuyen a los objetivos climáticos mundiales.

El Gobierno de Colombia presentó oficialmente su Contribución Determinada a Nivel Nacional  (CDN) el 29 de diciembre de 2020. Este compromiso incluye la meta de que en 51 las emisiones de gases de efecto invernadero se hayan reducido en un 2030% con respecto a un escenario de referencia. Asimismo, Colombia se comprometió a reducir el carbono negro en un 40% con respecto a los niveles de 2014, lo que hace de ese país el tercero que establece un compromiso específico de reducción de emisiones para este contaminante en su CDN. El objetivo de reducción de las emisiones en un 40% se definió tras un exhaustivo proceso de modelización.

A la vez que contribuimos al cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París, los colombianos nos beneficiaremos de la menor contaminación del aire y los consiguientes beneficios para la salud.

Nicolás Galarza

Viceministro, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Colombia)

La CDN de Colombia se considera una de las más ambiciosas de la región de América Latina y el Caribe hasta el momento, y corresponde mucho más al objetivo del país de lograr la  eeutralidad de carbono por 2050.

«Nuestro compromiso revisado sobre el cambio climático supone un aumento sustancial de la ambición respecto de nuestro compromiso inicial presentado en 2015,» declaró Nicolás Galarza, Viceministro del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. «La inclusión de un objetivo específico para reducir el carbono negro garantizará que, a la vez que contribuyen al cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París, los colombianos también se beneficiarán de la menor contaminación del aire y los consiguientes beneficios para la salud.»

Según el primer inventario nacional de emisiones de carbono negro y otros contaminantes atmosféricos de Colombia, las principales fuentes de carbono negro en Colombia son la quema de leña para calefacción y cocina, el uso de motores diésel para transporte y maquinaria no viaria, quema agrícola de los desechos de caña de azúcar después de la cosecha, y la producción de ladrillos.

Estos sectores también emiten otros contaminantes del aire, como óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles y otras materias particuladas, y en algunos casos también emiten gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono. Por lo tanto, adoptar medidas para reducir las emisiones de las principales fuentes de carbono negro puede ser una estrategia eficaz para mitigar simultáneamente el cambio climático y lograr beneficios locales para la calidad del aire y la salud humana.

El objetivo de reducción del 40% para reducir el carbono negro se basa en una evaluación sólida de las leyes, políticas y planes existentes en todos los principales sectores emisores.

francisco charry

Director de Cambio Climático y Gestión del Riesgo, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Colombia)

«El objetivo de reducción del 40% para reducir el carbono negro se basa en una evaluación sólida de las leyes, políticas y planes existentes en todos los principales sectores emisores,» declaró Francisco Charry, Director de Cambio Climático y Gestión del Riesgo, del Ministerio de Ambiente de Colombia. «La mitad de la meta se logrará reduciendo las emisiones de carbono negro de resultas de nuestras medidas de mitigación de los gases de efecto invernadero, y la otra mitad mediante un conjunto adicional de medidas dirigidas específicamente a los principales sectores emisores de carbono negro.»

Estas medidas de mitigación adicionales incluyen el endurecimiento de las normas de emisión de vehículos para el transporte por carretera y maquinaria no viaria, así como la disminución de las emisiones debidas a la quema agrícola. Entre las principales medidas de mitigación de los gases de efecto invernadero con reducciones sustanciales del carbono negro figuran el cambio a tecnologías más eficientes de calefacción y cocina, lo que mejorará la calidad del aire en interiores y exteriores. Colombia incluyó un total de 146 medidas de mitigación en su CDN.

Colombia es socio de la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes del Clima de Corta Vida desde 2012 y ha colaborado con su Iniciativa Nacional de Planificación (SNAP), que brinda apoyo técnico sobre contaminantes climáticos de vida corta (SLCP) y planificación integrada en materia de contaminación del aire y cambio climático.

«La inclusión de una meta para reducir el carbono negro es el resultado de un proceso de planificación a largo plazo dentro del Ministerio de Ambiente de Colombia para comprender el vínculo entre la contaminación del aire y el cambio climático en el contexto colombiano,» declaró Mauricio Gaitán, Coordinador del Grupo de Gestión Ambiental Urbana.

En un año donde la salud humana ha ocupado en gran parte los pensamientos de la población, el compromiso actualizado de Colombia respecto del cambio climático pone de relieve que el logro de los objetivos del Acuerdo de París puede ser un mecanismo importante para proteger y mejorar la salud.

Helena Molín Valdés

Jefe de la Secretaría de la Coalición Clima y Aire Limpio

El proceso incluía la elaboración de la Estrategia nacional para la mitigación de contaminantes climáticos de vida corta (SLCP), que prevé una hoja de ruta para incluir la mitigación de los SLCP en todos los procesos colombianos de planificación pertinentes, incluida la planificación del cambio climático.

«Esta planificación sobre los SLCP continuará, y los próximos pasos inmediatos incluyen cuantificar los beneficios económicos y para la salud de nuestros planes de cambio climático a partir de la mejora de la calidad del aire, y trabajar con los municipios y las ciudades para determinar cómo pueden contribuir al logro de esas metas,» declaró el Sr. Gaitán.

Colombia actualizará su inventario nacional de carbono negro en 2021 como parte de los preparativos para su próximo informe bienal de actualización.

Helena Molin Valdés, Jefa de la Secretaría de la Coalición Clima y Aire Limpio, dio la bienvenida a la integración de los objetivos climáticos y de calidad del aire en la CDN de Colombia.

«En un año donde la salud humana ha ocupado en gran parte los pensamientos de la población, el compromiso actualizado de Colombia respecto del cambio climático pone de relieve que el logro de los objetivos del Acuerdo de París puede ser un mecanismo importante para proteger y mejorar la salud,» declaró la Sra. Molin Valdés. «Esperamos continuar nuestra asociación inspiradora y de larga data con Colombia para ayudar a alcanzar los nuevos niveles de su ambición, e instamos a todos los países que actualmente revisan sus compromisos sobre el cambio climático a tener presente que la salud de sus ciudadanos puede ser un impulsor de una mayor ambición para lograr nuestros objetivos climáticos.»

Publicado también en la CCAC

¿Qué se discutirá en la COP26?