Actualizaciones de red / Global / 2022-10-21

Ciencia ciudadana:
ampliar la participación en el monitoreo de la calidad del aire

El monitoreo de la calidad del aire de la ciencia ciudadana puede brindar datos más detallados para las decisiones políticas.

Buscar
Forma Creado con Sketch.
Tiempo de leer: 3 minutos

La ciencia ciudadana es la investigación científica realizada con la participación del público. Los proyectos de ciencia ciudadana se pueden utilizar para controlar el aire y la contaminación acústica, y la calidad del agua. Los datos recopilados pueden mejorar la transparencia del monitoreo de la calidad del aire y respaldar la participación cívica. La ciencia ciudadana proporciona transparencia para que los miembros de la comunidad realicen un seguimiento directo de la calidad del aire y puede ser una herramienta para apoyar la política de aire limpio.

 

Ciencia Ciudadana

Hay muchas maneras en que los miembros de la comunidad pueden participar en la ciencia ciudadana. La ciencia ciudadana como campo es creciendo rápidamente en muchas áreas temáticas. Ejemplos de participación ciudadana en el tramo de ciencia ornitología, astronomíay plegamiento de proteínas. Existen grandes bases de datos que compilan proyectos de ciencia ciudadana para facilitar que los participantes encuentren proyectos que les interesen.

Los programas pueden iniciarse a través de muchas vías, a veces incluso por gobiernos. O bien, los programas a veces están encabezados por instituciones culturales, como los museos. Estos ejemplos de investigación participativa permiten que museos llevar las experiencias vividas por la comunidad a las instituciones.

Las distinciones académicas varían en cuanto a la cantidad de ideas en los proyectos que provienen de las propias comunidades frente a la cantidad de investigación dirigida por prioridades institucionales. Las colaboraciones con las comunidades pueden dar forma a la dirección de lo que sabemos y ayudar a recopilar información más detallada de lo que es posible dentro de las limitaciones académicas.

Además de nuestras localidaded en monitoreo de la biodiversidad, los proyectos de ciencia ciudadana brindan transparencia para el monitoreo de la salud ambiental, como la calidad del aire. Los proyectos de monitoreo ambiental están comenzando a permitir que los propios ciudadanos midan directamente la calidad del aire. Esos datos se pueden usar como una herramienta para abogar por estándares de aire limpio.

 

El aire limpio mejora la salud de la comunidad

La OMS pautas de calidad del aire establecer estándares para el aire que es saludable para respirar. Son guías para que los órganos rectores regulen la calidad del aire. La mala calidad del aire es una de las principales causas de graves impactos en la salud a nivel mundial. Cambios de política que apoyan la política de aire limpio, como activos y públicos. iniciativas de transporte, reducciones en contaminantes industriales, y aumentos en espacios verdes puede hacer que las ciudades sean más agradables y saludables para vivir.

 

Investigación con participación

Los programas de investigación que incluyen ciencia ciudadana son herramientas efectivas para mejorar la calidad del aire. los Ciudades-Salud El programa combina el monitoreo ambiental liderado por ciudadanos y sus problemas de salud relacionados en cinco ciudades europeas. Un proyecto de ciencia ciudadana en Barcelona, España demuestra cómo la calidad del aire afecta la función cerebral y la salud mental. Si bien las herramientas de ciencia ciudadana se están expandiendo, todavía hay muchos desafíos y oportunidades para co-crear proyectos de ciencia ciudadana en epidemiología ambiental.

 

Ciencia Ciudadana y Calidad del Aire

Dentro de la gama de programas de ciencia ciudadana, hay muchos que apoyan la participación en el monitoreo de la calidad del aire. El monitoreo de la calidad del aire permite a los ciudadanos contribuir a datos de calidad del aire. Por ejemplo, el Protección del medio ambiente de Estados Unidos La agencia está usando un Caja de herramientas del sensor de aire para explorar una amplia gama de aplicaciones de medición de la calidad del aire. Estas mediciones hiperlocales complementan las mediciones formales de la calidad del aire de la agencia.

Nuevo sensores de bajo costo están saliendo cada año, haciendo que estas herramientas sean más accesibles que nunca. Los datos de calidad del aire generados por los ciudadanos se utilizan como evidencia para politica de configuracion. Estas herramientas se pueden utilizar tanto para monitoreo de la calidad del aire en general y durante incidentes de calidad del aire extrema como incendios forestales. En India, un proyecto liderado por la ciencia ciudadana introdujo datos en un Plataforma GeoAI para la clasificación a gran escala de hornos de ladrillos a través de Bihar.

Estas programas de monitoreo ayudar a aumentar la conciencia pública sobre los problemas de calidad del aire, lo que puede conducir a medidas públicas más fuertes para abordar los problemas de calidad del aire. A pesar de estas herramientas y de la creciente accesibilidad, todavía queda mucho trabajo por hacer para mejorar la calidad del aire. Los proyectos de ciencia ciudadana pueden contribuir a mejorar las medidas políticas y aumentar la responsabilidad por los problemas de calidad del aire. Los programas de ciencia ciudadana en calidad del aire también proporcionaron vías más diversas para la participación, abriendo nuevos roles para la participación comunitaria.