Actualizaciones de redes / Barranquilla, Colombia / 2022-09-12

Espacios Verde y Azul Prósperos de Barranquilla:
Éxitos en la Planificación Urbana

La construcción de espacios azules y verdes en áreas urbanas mejora tanto la estabilidad ambiental como la calidad de vida de los residentes. Aquí recorremos los aspectos más destacados del desarrollo verde de Barranquilla, como el Parque de la Ciénaga de Mallorquín, un paseo fluvial y un denso sistema de parques urbanos.

Barranquilla, Colombia
Forma Creado con Sketch.
Tiempo de leer: 4 minutos

La ciudad de Barranquilla en Colombia es un ejemplo estelar de planificación urbana que incorpora espacios azules y verdes para crear una comunidad segura y hermosa. Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y se espera que alcance los siete mil millones de personas para 2050. En respuesta, la Foro Económico Mundial está colaborando con el Gobierno de Colombia en una iniciativa global que apoya a gobiernos municipales, empresas y ciudadanos de todo el mundo para crear un modelo de desarrollo urbano en armonía con la naturaleza. La iniciativa BiodiverCity resume una estrategia del gobierno local para apoyar acciones y proyectos que crean infraestructura azul y verde. Proporciona una hoja de ruta para conectar a los ciudadanos con la naturaleza dentro de un contexto urbano. El Foro Económico Mundial y los bancos de desarrollo están colaborando con el gobierno local para reconstruir la ciudad de manera que mejore la sostenibilidad y conecte a los ciudadanos con la naturaleza. La iniciativa BiodiverCities ha cambiado la forma en que Barranquilla se involucra con la innovación en la gobernanza.

Hace un par de décadas, Barranquilla estaba en bancarrota. Tenía muy pocos ingresos, una tonelada de deuda y el erario público estaba en desorden. Los proyectos verdes de hoy se han integrado en un proceso de transformación más amplio de la ciudad que comienza con la recuperación de sus finanzas públicas y cómo la ciudad hace negocios. Por ejemplo, con el programa Todos Al Parque, la Alcaldía trabaja con varias entidades público-privadas que ayudan a mantener la infraestructura del parque. Todas estas inversiones se realizan teniendo en cuenta la sostenibilidad. Se priorizó la sostenibilidad ambiental, y Barranquilla ha vinculado de manera única la restauración ambiental con la mejora de la calidad de vida de todos sus ciudadanos. Es un cambio en la forma de pensar de una ciudad que antes no era conocida por este tipo de inversiones. Y ahora, están liderando el camino no solo en Colombia, sino también en América Latina. Estos son algunos aspectos destacados de los proyectos de infraestructura azul y verde que se están llevando a cabo en Barranquilla.

Parque de la Ciénaga de Mallorquín es un humedal, ecosistema de aguas mixtas con manglares que se han convertido en un parque de espacios verdes con 3.8 kilómetros de senderos y ciclovías. Era un espacio abandonado donde los barranquilleros no sabían que existía el área o tiraban su basura de vez en cuando. Y ahora, gracias a estas nuevas inversiones, no solo se está recuperando el ecosistema, sino que también la comunidad tiene un nuevo y vibrante espacio verde para disfrutar. Brinda oportunidades sociales a las comunidades vecinas y las hace parte de ese proceso de recuperación de ecosistemas y oportunidades para el ecoturismo. Hasta el momento se han plantado 61,110 manglares para la restauración del proyecto Mallorquín.

Paseo del Gran Malecón – Barranquilla está situada a lo largo de la costa norte de Colombia, en la intersección del Mar Caribe y el delta del Río Magdalena. El río Magdalena es el río más grande de Colombia y fue responsable de la mayor parte del desarrollo de Colombia a lo largo del siglo XX. La orilla del río era muy industrial y ahora se ha recuperado una sección de cinco kilómetros para uso público como Riverwalk. Canales y cursos de agua que influyeron en el desarrollo de Barranquilla hace un siglo, vuelven a convertirse en espacios habitables, recuperando la calidad del agua que en ellos se encuentra y haciéndolos más accesibles para el uso público. La ribera del río era recientemente profundamente industrial antes de esta inversión en espacio público y no había acceso público. La percepción pública de la orilla del río era inhabitable y contaminada. Como resultado de estos cambios recientes, la percepción de la comunidad está mejorando y los residentes están disfrutando nuevamente del río. El Riverwalk se ha convertido en una de las atracciones turísticas más populares de Colombia y ha cambiado la percepción de los ciudadanos sobre el medio ambiente.

 

"Todos Al Parque" es un programa de recuperación del parque que se ha implementado en todo Barranquilla. El programa Todos Al Parque se crea a través de una política distrital de gestión ambiental urbana para la renovación, mantenimiento y financiamiento de los parques públicos y espacios verdes de la ciudad. Hasta el momento se han recuperado doscientos cincuenta y tres parques. Ha mejorado el acceso a espacios públicos de alta calidad en toda la ciudad. Los parques son de igual calidad, no solo en las áreas más prósperas, sino en toda la ciudad, impactando en sus 188 vecindarios. Esto ha ayudado tangiblemente a los ciudadanos a ver cómo está mejorando Barranquilla en su conjunto. El noventa y tres por ciento de los residentes de Barranquilla ahora se encuentran a ocho minutos a pie de uno de los parques. Los residentes están viendo cómo se puede recuperar el espacio público y cómo vale la pena invertir en infraestructura de espacios verdes. Y no son sólo los aspectos ambientales los que están mejorando, los aspectos sociales, educativos y culturales están aumentando como resultado. Los parques brindan lugares para sitios de vacunación emergentes, programas deportivos y mercados improvisados, donde los residentes pueden acceder a una variedad de oportunidades.

 

Ser una BiodiverCity es más que aumentar los espacios verdes, también incluye incorporar energía limpia, una economía circular, mejores alternativas de transporte y movilidad activa. Varios proyectos de infraestructura azul y verde a gran escala ya están en marcha y se inaugurarán más en los próximos meses. Algunos de ellos se enfocan en proyectos de infraestructura verde o iniciativas de transporte, pero la idea general es reconectar a los ciudadanos con la naturaleza. Su alcalde describe los aportes que hacen ciudades como Barranquilla al preservar y conservar su riqueza ambiental.  Este es un ejemplo estelar de cómo preservar el medio ambiente y mejorar la salud de la comunidad a través de la inversión en infraestructura azul y verde. Las contribuciones de contaminantes atmosféricos colombianos son relativamente pequeñas, menos del 1% de las emisiones totales. Entonces, mirar el panorama general de lo que las autoridades locales pueden hacer en un contexto latinoamericano es preservar la biodiversidad. Invertir en este tipo de proyectos verdes y azules ha ayudado a cambiar la forma en que los ciudadanos latinoamericanos ven el clima y cómo están conectados con él. Están más conectados con su entorno y con la rica biodiversidad de América Latina.

 

Barranquilla está colaborando con bancos de desarrollo, como CAF establecer un esquema de gobernanza para una red de ciudades de la biodiversidad que se extienda más allá de Colombia. Los créditos de los bancos de desarrollo, incluidos AFD (Agence Francaise de Developpement), BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Deutsche Bank y CAF, han proporcionado estructuras de financiamiento que son éxitos colaborativos transformadores. Invitan a otros alcaldes y ciudades, no solo en Colombia sino en toda América Latina, a unirse a este modelo exitoso y también convertirse en ciudades de biodiversidad. Hasta el momento, se han sumado sesenta y cuatro ciudades de América Latina, incluidas ciudades de Argentina, Ecuador y Brasil. Se comprometen a conectar a los ciudadanos con la naturaleza, cada uno con su enfoque. Las ciudades con objetivos compartidos están hablando de emisiones y más. Es una gran discusión, e incluso si está dirigida principalmente por autoridades nacionales, los gobiernos locales también pueden contribuir al hacer este tipo de proyectos. Estos proyectos no solo ayudan a aumentar la conciencia medioambiental, sino que también contribuyen a la sostenibilidad medioambiental ya una mayor calidad de vida de los ciudadanos. Los planificadores urbanos y los funcionarios gubernamentales pueden usar estos ejemplos inspiradores como demostraciones de cómo los espacios verdes y azules se pueden incorporar en los diseños de las ciudades para crear espacios comunitarios prósperos y saludables.